Chorreado y arenado industrial


El arenado o chorreado es un método de limpieza abrasivo que se realiza como parte de la preparación previa a la aplicación de un recubrimiento. Se suele utilizar para eliminar el óxido, la suciedad, pinturas existentes o cualquier otro contaminante que pueda existir en el sustrato.

Chorreado y arenado industrial in situ:




Realizamos en chorreado y arenado en las mismas instalaciones del cliente cuando es necesario. Disponemos de equipos de chorreado móviles y nos adaptamos a las circunstancias de la obra.

Se pueden obtener diferentes grados de textura dependiendo de la agresividad del abrasivo utilizado, consiguiendo además de la limpieza, conferir la rugosidad necesaria para favorecer la adherencia de la pintura que se va a aplicar posteriormente, lo que mejorará sus propiedades.

Tipos de chorreado:




En APLINT realizamos distintos tipos de chorreado:
  • Arena: se usa para obras en las que es necesario mucho material y que no se puede recuperar después de su utilización, por su coste no muy alto. La arena tiene unas muy buenas propiedades físicas para ser un perfecto abrasivo para su uso industrial.
  • Granalla: la granalla es un abrasivo de gran calidad utilizado para la preparación del acero. Existen dos tipos: la esférica y la angular. Con la granalla esférica podemos realizar eliminaciones de óxidos y limpiezas superficiales de la superficie en cuestión. Con la granalla angular tiene un índice superior de abrasión que la granalla esférica, se suele utilizar para superficies muy contaminadas. También confieren rugosidad al soporte, lo que mejorará la adhesión del recubrimiento.



Tanque antes del chorreado

Tanque después del chorreado

Si desea saber qué método sería el más adecuado para la superficie que desea recubrir, no dude en ponerse en contacto con nosotros.



Solicitar presupuesto